FERAGUA PIDE MÁS TRANSPARENCIA TRIBUTARIA PARA LA FUTURA LEY DE AGUAS

Ha comparecido hoy ante la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento de Andalucía para ofrecer su valoración sobre el nuevo texto legal

Cree que en su redacción actual, la norma favorece la discrecionalidad de la administración y permite abusos en materia tributaria.

También demanda mayor participación de los usuarios en los órganos de gestión del agua, de acuerdo con la legislación estatal.

Reclama mayores garantías para la preservación del principio de unidad de cuenca, al que el texto no alude de forma expresa en ningún momento.



Sevilla, 2 de febrero de 2010.- La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía, Feragua, ha comparecido hoy ante la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento de Andalucía para ofrecer su valoración sobre el Proyecto de Ley de Aguas de Andalucía, el cual ha calificado de “vital para el futuro del desarrollo sostenible de Andalucía y en particular del regadío andaluz”. En su comparecencia, el secretario general de Feragua, Pedro Parias, ha demandado algunos cambios en la redacción del texto actual, principalmente en materia impositiva y de composición de los órganos de gestión de la Agencia Andaluza del Agua.

Así, en el capítulo tributario, Parias ha demandado mayor transparencia en la regulación del canon de servicios generales, y ha expresado la preocupación que genera esta regulación, que favorece la discrecionalidad de la administración y permite abusos. “Nos asusta que una mala definición del hecho imponible derive en una ‘doble repercusión a los usuarios’ o en una repercusión de gastos indirectos de diversa naturaleza y ajenos a las obras de las que nos beneficiamos, y no podemos aceptar que la Ley permita repercutir sobre los usuarios gastos de la administración que no tengan relación con las obras hidráulicas, o gastos en el que los usuarios no participan en su iniciativa, y que incrementen la factura de los regantes”, manifestó el secretario de Feragua. Además, Parias alertó de la difícil situación económica que sufre el regadío, endeudado a largo plazo como consecuencia de las modernizaciones de regadíos acometidas y con unas tarifas eléctricas que se han duplicado en los últimos tres años tras la desaparición de las tarifas especiales de regadío. Según explicó, esto hace que cualquier modificación del régimen tributario “ponga en peligro” la muy débil situación de las explotaciones de regadío y tenga un elevado impacto social y económico sobre el sector. “Por ello, pedimos una modificación del artículo 100 que concrete el hecho imponible del Canon de Servicios Generales, de modo que sepamos qué conceptos vamos a soportar, en aras de una mayor transparencia en la definición del tributo”, concluyó el secretario general de Feragua.

En materia de participación en la gestión de los recursos hídricos, Pedro Parias ha pedido para el regadío mayor representación en los llamados órganos de gobierno, al menos de acuerdo a los parámetros de la legislación estatal. En este sentido, ha aplaudido que se le dé participación a otros colectivos socioeconómicos que no intervienen en la gestión del agua, pero ha considerado mucho más adecuada que esta participación se ciña a los órganos de consulta y asesoramiento.

En este sentido, ha recordado el ejemplarizante precedente de los Comités de Gestión de la Cuencas Litorales, cuya composición ya responde a los criterios que marca la nueva Ley de Aguas, y que se celebran sin la participación efectiva, y en la mayoría de los casos, sin ni siquiera la asistencia de los representantes de estos colectivos, por lo que todo el peso de decisión queda en manos de la administración, que así amplia su poder y capacidad de maniobra.

Feragua también ha reclamado hoy en el Parlamento mayores garantías para la preservación del principio de unidad de cuenca, al que el texto actual no alude expresamente en ningún momento, y sobre el que ha solicitado una referencia explícita. Asimismo, en materia de aguas subterráneas, Feragua ha propuesto que se permita la sustitución de pozos de aguas privadas (por derrumbamiento o expropiación), tal como viene aprobando la administración hidráulica estatal.

Además, Feragua ha solicitado que, en caso de restricciones por sequía, la superficie mínima de riego no sea el único criterio de reparto del agua, “ya que los cultivos permanentes -la arboleda que tanto años e inversión cuesta-, deben ser prioritarios en el reparto en dichas circunstancias”.

Finalmente, la primera asociación del regadío andaluz ha pedido la inclusión de una disposición adicional nueva que exima a la Cuenca del Barbate del pago de cánones y tarifa de la campaña de riego del 2008, de forma homóloga y consecuente al trato recibido por la cuenca del Guadalquivir ese mismo año y anteriores.

Martes, 2 de Febrero 2010





Av. Manuel Siurot, 3. Blq. 3, Bº. 41013 Sevilla. Tlf: 954 56 25 20. Fax: 954 22 95 99 Contacto | Aviso legal y política de protección de datos personales