FERAGUA DENUNCIA SUBIDAS ABUSIVAS EN LAS TARIFAS DE RIEGO COMO CONSECUENCIA DE LA DESAPARICIÓN DE LA ENERGÍA DE RESERVA



La Asociación de Regantes de Andalucía FERAGUA ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que busque soluciones al desorbitado incremento de costes energéticos que se les repercute a la mayoría de sistemas de riego jienenses como consecuencia de la desaparición de la llamada energía de reserva y que significan subidas abusivas en los cánones y tarifas para la campaña de 2013, subidas de alrededor del 93% de media que en algunos sistemas llegan hasta un 280% de crecimiento, totalmente insostenible para los regantes. Así, y como consecuencia del aumento de costes eléctricos repercutidos al regadío, el sistema de Guadalén se ve abocado a pagar un 49% más; el de Jandulilla, un 47% más; el de Vegas Altas de Jaén, un 79% más; el de Vegas Medias de Jaén, un 280% más; y el de Vegas Bajas de Jaén, un 115% más.
FERAGUA DENUNCIA SUBIDAS ABUSIVAS EN LAS TARIFAS DE RIEGO COMO CONSECUENCIA DE LA DESAPARICIÓN DE LA ENERGÍA DE RESERVA

Así lo ha denunciado el secretario general de Feragua, Pedro Parias, en la Junta de Explotación del Alto Guadalquivir, celebrada hoy en Jaén, donde la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha informado de su propuesta de cánones y tarifas para la campaña de 2013. Una propuesta que, si se corrige la subida de los costes eléctricos, Feragua valorará positivamente pues el resto de partidas de gastos se mantienen e incluso bajan, “a pesar de lo cual los regantes del Guadalquivir seguimos soportando los gastos generales más altos de todas las cuencas españolas”, ha señalado Pedro Parias, que ha solicitado también la aplicación de las bonificaciones por menor consumo, una vez que finalice la campaña 2012, a aquellas Comunidades de Regantes que sean más eficientes y ahorren agua para campañas venideras.

Además de oponerse a los costes eléctricos, el secretario general de Feragua ha rechazado los nuevos cánones propuestos para los embalses la Breña II y Arenoso, que suponen 21 €/ha adicionales al canon del sistema de regulación general, al considerar que son muy elevados y que deben ser soportados principalmente por los nuevos usuarios que se benefician de sus recursos. “Este nuevo Canon supone un incremento de más de un 30% de los costes de agua que los usuarios de regadío soportan de la administración hidráulica en concepto de Canon de Regulación, lo que es difícilmente soportable por las explotaciones de regadío, que al haberse modernizado en los últimos años soportan unos altos costes de amortización y explotación de dichas obras, y unas tarifas eléctricas que se han duplicado en los últimos 5 años”, ha señalado Parias. Para Feragua, subidas del 30% del impuesto sobre el agua son desproporcionadas y no admisibles en estos momentos, de reducción año tras año de la renta que perciben los agricultores, como consecuencia de la subida de costes y el estancamiento de los precios de venta en gran parte de los cultivos de regadío, como el algodón, la remolacha, los cítricos y el olivar.

“Entendemos, que los grandes beneficiados de las nuevas obras de regulación, son los usuarios del trasvase Negratín-Almanzora, las 50.000 has de olivar de Jaén, cuyas concesiones han pasado de ser de escorrentías a ser de aguas reguladas, Repsol por su trasvase del Jándula a la comarca de Puertollano, y otras nuevas demandas de la Cuenca (Guadajoz, Termosolares…). Por ello, lo lógico es que los costes se repartan proporcionalmente entre los usuarios según el beneficio que reciben de los nuevos recursos”, ha explicado Pedro Parias.

Más allá de la cuestión del reparto de los costes de este nuevo canon, el secretario general de Feragua ha subrayado además que la gestión de estos embalses por parte de la sociedad estatal Acuasur encarece los costes para el regadío, y ha solicitado su traspaso, “por lógica económica y técnica”, a la Confederación, que ya gestiona el resto de presas del Guadalquivir. Pedro Parias ha afirmado que este traspaso ahorraría al regadío la repercusión del IVA y permitiría la aplicación de economías de escala y por tanto menores costes. Asimismo, haría posible la modificación de la amortización de la obra, que ahora se hace en 25 años y con la CHG podría realizarse a 50 años, reduciendo enormemente la cifra a imputar a los usuarios. El secretario general de Feragua ha señalado que ya hizo esta petición por escrita al director general de Agua del Ministerio de Agricultura, Juan Urbano, sin que en un mes haya recibido respuesta alguna, ni en sentido positivo ni negativo, algo que no considera “de recibo” en una situación como la que estamos atravesando, “donde pagar un 30% más o menos por un impuesto resulta extremadamente relevante para el regadío”.

Viernes, 27 de Julio 2012





Av. Manuel Siurot, 3. Blq. 3, Bº. 41013 Sevilla. Tlf: 954 56 25 20. Fax: 954 22 95 99 Contacto | Aviso legal y política de protección de datos personales