FERAGUA APELA A LOS RESULTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA PARA EXIGIR LA REVISIÓN DE LAS DOTACIONES DEFICITARIAS DE LA FRESA EN LA PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA



Feragua,  la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera y Freshuelva presentaron ayer en Huelva los resultados de una investigación realizada por profesores de la Universidad de Córdoba y financiada por las empresas Langard e Innocent Drinks-SVZ-Unilever sobre la sostenibilidad en el uso del agua en el cultivo de la fresa en Huelva y las posibilidades de mejora para un desarrollo sostenible y competitivo de este sector clave de la agricultura andaluza. El citado estudio, dirigido por el catedrático de Hidráulica y Riegos Emilio Camacho, y en el que han participado también los profesores Pilar Montesinos, Juan Antonio Rodríguez y Jorge García, todos ellos de la Universidad de Córdoba, establece unos usos medios anuales de agua para el cultivo de la fresa en torno a 7.000 m3/ha, muy por encima de las dotaciones de 4.500 m3/ha que contemplan los planes del Guadalquivir y Tinto, Odiel, Piedras y de los 4.000 m3/ha estipulados por el Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana.

Tras la exposición de los resultados de esta investigación, basados en el análisis de las dos últimas campañas de riego -dos campañas diametralmente opuestas: una húmeda y otra seca-, la presidenta de Feragua, Margarita Bustamante, y el presidente de la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera, José Antonio Garrido, exigieron a las administraciones que cambien las dotaciones de la planificación hidrológica. “Con estos resultados en la mano, tanto la Consejería de Agricultura, en el caso del Plan del Tinto-Odiel-Piedras, como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en el caso del Plan del Guadalquivir, tienen la obligación moral de cambiar las dotaciones, pues, si no lo hacen, estarán consintiendo a sabiendas unas dotaciones arbitrarias, injustas y carentes de fundamento”, señaló nuestra presidenta, que ha apuntó que esta investigación deberían haberla realizado las propias administraciones y que de hecho, la anterior consejera de Agricultura y Pesca, se comprometió a hacerla, hace más de dos años, dentro de la Comisión de Seguimiento de la Agenda de Regadíos de Andalucía H-2015. Según Bustamante, los resultados de esta investigación de la Universidad de Córdoba acreditan la necesidad urgente de que la administración promueva un estudio riguroso sobre las necesidades hídricas del cultivo de la fresa en las condiciones de la zona.
 

FERAGUA APELA A LOS RESULTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA PARA EXIGIR LA REVISIÓN DE LAS DOTACIONES DEFICITARIAS DE LA FRESA EN LA PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA

La investigación pone de manifiesto que, con las dotaciones propuestas, el cultivo de la fresa onubense sólo tendrá cubierta el 70% de sus consumos reales de agua, lo que puede suponer, a juicio de los regantes, la expulsión de los mercados y la pérdida de miles de empleos en uno de los subsectores más pujantes y competitivos de la agricultura de riego andaluza. “Sin agua suficiente para regar, no podremos alcanzar los estándares de calidad y tamaño que piden los mercados, y se realizará un daño irreparable al sector”, afirmó el presidente de la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera, José Antonio Garrido, que insistió en el valor de los datos proporcionados por la Universidad de Córdoba: “que las dotaciones propuestas en la planificación son deficitarias todos lo sabíamos por nuestra dilatada experiencia, pero hoy podemos decir que lo conocemos científicamente gracias a esta investigación, por lo que a las administraciones no le queda otra opción que actuar en consecuencia”.

A juicio de José Antonio Garrido, “las dotaciones de riego deben corregirse y establecerse amparándose en una base científica y técnica sólida y contrastada, dándole participación a los agentes directamente afectados (Técnicos Cualificados e independientes, Empresas Agrarias, y Comunidades de Regantes), y con el respaldo de los sectores agrícolas productivos, hecho éste que, hasta la fecha, no se ha tenido en consideración”. “No debemos olvidar que el agua es la base de la agricultura de regadío, y que no se puede hipotecar el futuro socio-económico de Huelva, y la sostenibilidad del único sector empresarial que sigue siendo capaz de generar empleo y riqueza, todo ello en base a unas dotaciones erróneas”, añadió Margarita Bustamante.

Lejos de establecer dotaciones irreales que “sólo servirán para repartir la miseria”, Feragua y la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera estiman que el desarrollo sostenible y competitivo de la fresa de Huelva pasa, en primer lugar, por el  otorgamiento de concesiones definitivas a las Comunidades de Regantes de Huelva que llevan más de 30 años con concesiones en precario; y paralelamente, por el desarrollo urgente de nuevas infraestructuras, destacando entre otras, la Presa de Alcolea, la duplicación del bombeo de Bocachanza, el canal de Trigueros y el trasvase de Agua al Condado, que permitan disponer de aguas para todos, con dotaciones razonables y óptimas para ser competitivos.
 
Asimismo, y de acuerdo con las conclusiones del estudio de la Universidad de Córdoba, los regantes reconocen y asumen la necesidad de desarrollar actuaciones de mejora para optimizar el uso del agua y de la energía en el sector fresero, en la búsqueda de una sostenibilidad ambiental del cultivo que es cada vez más exigida en los mercados europeos. “Al regadío le toca la parte de modernizarse y mejorar la gestión de los recursos, ahorrando agua, energía y dinero con nuevas tecnologías y procedimientos más eficientes. Esto es importante a nivel general, pero particularmente en una zona como esta, cercana a Doñana, y donde los mercados son muy sensibles a los temas de imagen”, manifestó Margarita Bustamante. En la misma línea, José Antonio Garrido señaló que “los regantes tenemos que tomar medidas para mejorar el desarrollo sostenible de este cultivo, y tenemos además que comunicarlas y mostrarlas a los mercados, para evitar esa falsa percepción del riego como una amenaza medioambiental para el entorno”.

PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA VERSUS INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA.- Las dotaciones estipuladas en el Plan Hidrológico del Tinto, Odiel y Piedras, en el Plan Hidrológico del Guadalquivir y en la Agenda de Regadíos de Andalucía sólo cubren entre el 70-75 % de consumos actuales de la fresa de Huelva. Este es la conclusión principal que se desprende del estudio de la Universidad de Córdoba.

Dotaciones netas nunca superiores a 4.500m3/ha.- Las dotaciones netas previstas en la planificación hidrológica se sitúan en todos los casos en 4.500 m3/ha o por debajo, estipulándose además unos coeficientes globales de eficiencia máximos, superiores a las exigencias planteadas al abastecimiento, cuyo objetivo para el 2015 es del 80%, frente al 86% y 90% que se exige para el regadío en el Guadalquivir y en el Tinto-Odiel-Piedras, respectivamente.

Dotaciones brutas siempre por debajo de los 5.700m3/ha.- Después de aplicar los coeficientes de eficiencia, las dotaciones brutas se quedan muy lejos de los consumos medios reales del cultivo en torno a los 7.000m3/ha que indica la Universidad de Córdoba de un estudio en la zona, suponiendo por tanto una cobertura insuficiente de agua para el cultivo, que sólo llega al 70% en el Tinto, Odiel y Piedras y al 73% en el Guadalquivir.

Jueves, 24 de Enero 2013





Av. Manuel Siurot, 3. Blq. 3, Bº. 41013 Sevilla. Tlf: 954 56 25 20. Fax: 954 22 95 99 Contacto | Aviso legal y política de protección de datos personales