FERAGUA ADVIERTE QUE LA EXTINCIÓN DE LA AGENCIA ANDALUZA DEL AGUA ES UNA CLARA AMENEZA PARA LA ESPECIALIZACIÓN E INDEPENDENCIA EN LA GESTIÓN DEL AGUA EN ANDALUCÍA

Ha participado en una jornada sobre la problemática técnico-jurídica de la gestión del agua en Andalucía, organizada por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Demarcación de Andalucía.



La presidenta de la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), Margarita Bustamante, ha participado hoy en la Jornada sobre la Problemática Técnico-Jurídica de la gestión del agua en Andalucía organizada por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Demarcación de Andalucía. En una mesa redonda sobre las oportunidades y amenazas a las que se enfrenta la gestión del agua en Andalucía, la presidenta de los regantes andaluces ha identificado dos claras amenazas en el momento actual: la primera, la aprobación del Decreto-Ley 5/2010, de reordenación del sector público; la segunda, la aprobación de la Ley de Aguas andaluza. Según ha expuesto Bustamante, la conjunción de ambos hechos puede tener fatales consecuencias para el regadío, pues la reordenación del sector público deja la gestión del agua en manos de los políticos y sus enchufados, quitando de en medio a las funcionarios con capacidad técnica y legal para ocuparse de los asuntos del agua. Esa circunstancia, que es negativa en sí misma, se vuelve letal en un escenario normativo, el que crea la nueva Ley andaluza del Agua, en el que existe una indefinición y una ambigüedad calculada sobre los impuestos y sobre la participación de los usuarios en la gestión del agua.

“Nos encontramos por un lado con una norma que no aclara cuáles van a ser los instrumentos de participación social a través de los cuales podrán intervenir en el futuro en la política hidráulica los usuarios, y que deja muchos impuestos en el aire, al arbitrio de lo que diga el administrador. Y por otro lado, nos encontramos con otro decreto que va a dejar la interpretación de todo eso en manos de ‘personas de confianza’ puestas a dedo por lo responsables políticos, no en manos de funcionarios inmunes a los cambios políticos y que sólo se deben a su carrera y su responsabilidad pública”, ha explicado Margarita Bustamante, para quien la suma de un factor y otro va a tener tres resultados evidentes: “el primero, una gestión del agua basada en el ordeno y mando, tan permeable a los intereses políticos como cerrada a la opinión de los usuarios; el segundo, una política impositiva abusiva, basada en el afán recaudatorio de la administración, como ya se está viendo con la incorporación del IBI de los embalses y los nuevos cánones de 2011; y el tercero, la guerra del agua entre territorios por culpa de una organización de la administración hidráulica que antepone los intereses provinciales a los intereses de la Cuenca, de forma contraria al principio de la Unidad de Cuenca, consagrado por la propia Directiva Marco de Aguas de la Unión Europea”.

Asimismo, Feragua no ha recibido respuesta de la Consejería de Medio Ambiente a la cuestión planteada por su presidenta Margarita Bustamante en el Consejo del Agua de Andalucía celebrado el 28 de julio pasado, de cuantificación del ahorro de costes para los usuarios que supondrá los cambios aprobados en la Administración del Agua de Andalucía, lo que hace sospechar a los regantes de Andalucía que los nuevos cambios diseñados, mas allá de los loables objetivos de racionalizar el gasto público y buscar la eficiencia en los servicios que la administración presta a los ciudadanos, esconden un aumento de la presión tributaria sobre el regadío, a través del nuevo impuesto creado por la Ley de Aguas para repercutir todos los gastos de la administración del agua.

Frente a ese “escenario terrible” que se presenta para el regadío, para todos los usuarios y para el propio ciudadano, Feragua exige el diseño de una administración del agua respetuosa con los principios de unidad de cuenca y de participación de los usuarios. Y una administración profesional e independiente, en la que las competencias del agua sean ejercidas por empleados públicos con conocimiento y experiencia necesarios, que hayan accedido a su puesto de acuerdo con los principios de mérito, capacidad, igualdad y publicidad. Además, demanda la urgente incorporación del Principio de Unidad de Cuenca a la gestión del agua en Andalucía, y la adaptación de la estructura de la administración hidráulica andaluza a este principio. “Un principio –ha señalado Margarita Bustamante, que, entre otros muchos beneficios, ha posibilitado por ejemplo que la demanda hídrica de la comarca de Puertollano en Castilla-La Mancha tenga su origen en Andalucía, o que gran parte de los recursos hídricos del abastecimiento urbano de Sevilla procedan de la provincia vecina de Huelva, o que los recursos del regadío de la regulación general del Guadalquivir procedan del territorio de Castilla-La Mancha y de las provincias andaluzas del Alto y Medio Guadalquivir, garantizando el cumplimiento de los principios fundamentales de solidaridad y cohesión territorial de nuestra Constitución”.

Para hacer públicas estas reivindicaciones, Feragua promovió antes del verano un Manifiesto por la Unidad de Cuenca, la Racionalidad Administrativa y la Austeridad en la Gestión del Agua en Andalucía, al que se adhirieron el Foro del Agua, el Consejo Mundial de Ingenieros Civiles, Fenacore, el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Andalucía, el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Andalucía, el Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental, y el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Almería. Y más recientemente, el pasado mes de octubre, junto con los Colegios de Ingenieros Agrónomos, de Caminos, Canales y Puertos y de Minas de Andalucía y los empleados públicos de la Junta de Andalucía, promovió el Manifiesto por la Unidad de Cuenca y por la Eficiencia y Especialización en la Gestión Pública del Agua, sin que hasta ahora sus demandas hayan encontrado eco alguno en la administración andaluza.
FERAGUA ADVIERTE QUE LA EXTINCIÓN DE LA AGENCIA ANDALUZA DEL AGUA ES UNA CLARA AMENEZA PARA LA ESPECIALIZACIÓN E INDEPENDENCIA EN LA GESTIÓN DEL AGUA EN ANDALUCÍA

FERAGUA ADVIERTE QUE LA EXTINCIÓN DE LA AGENCIA ANDALUZA DEL AGUA ES UNA CLARA AMENEZA PARA LA ESPECIALIZACIÓN E INDEPENDENCIA EN LA GESTIÓN DEL AGUA EN ANDALUCÍA

Miércoles, 1 de Diciembre 2010





Av. Manuel Siurot, 3. Blq. 3, Bº. 41013 Sevilla. Tlf: 954 56 25 20. Fax: 954 22 95 99 Contacto | Aviso legal y política de protección de datos personales