El texto íntegro del “Manifiesto por la Unidad de Cuenca y por la Eficiencia y Especialización en la Gestión Pública del Agua”

Jueves, 21 de Octubre 2010


Este es el texto literal del “Manifiesto por la Unidad de Cuenca y por la Eficiencia y Especialización en la Gestión Pública del Agua”, suscrito por Feragua, la Plataforma Agua Pública, el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Demarcación de Andalucía, el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Andalucía y el Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Sur.

Ante la entrada en vigor el 29 de julio del Decreto-Ley 5/2010, de 27 de julio, por el que se aprueban medidas urgentes en materia de reordenación del sector público y del Acuerdo por el que se aprueba el plan de reordenación del sector público de la Junta de Andalucía, LA PLATAFORMA AGUA PÚBLICA formada por 1.700 empleados públicos de la Agencia Andaluza del Agua y los más de 50.000 regantes representados en FERAGUA, así como los Colegios Profesionales de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Andalucía, de Ingenieros Agrónomos de Andalucía y de Ingenieros de Minas del Sur, promueven el siguiente

MANIFIESTO

1.- La extinción de la Agencia Andaluza del Agua, y la entrega de parte de sus competencias a una nueva Agencia Pública Empresarial de Medio Ambiente y Agua, divide la política hidráulica creando una administración paralela, vulnera uno de los principios fundamentales del Acuerdo Andaluz por el Agua: la existencia de una administración hidráulica única especializada en la gestión del agua, y lesiona los derechos de empleados públicos, regantes y usuarios. La extinción de la Agencia Andaluza del Agua conlleva una pérdida completa de eficiencia, capacitación, profesionalidad, especialización y autonomía para la gestión de los recursos hidráulicos como bien de interés general.

2. Los cambios que el Decreto-Ley 5/2010 introduce en la administración hidráulica andaluza suponen, asimismo, la liquidación completa del principio de unidad de cuenca, que inspiraba toda la estructura y organización que heredó la Junta de Andalucía de las Confederaciones Hidrográficas del Guadalquivir, Guadiana y del Sur, principio que está consagrado por las leyes españolas y comunitarias, y que resulta especialmente trascendente en cuencas andaluzas como la del Guadalquivir, donde las decisiones que se toman para un punto del territorio afectan al resto, por su peculiar estructura en cascada o espina de pez. La nueva organización de la Junta de Andalucía es una estructura de reparto que modifica los límites naturales para hacerlos coincidir artificialmente con las delimitaciones administrativas de la comunidad autónoma y de las provincias, generando un modelo autonómico “insolidario” favorecedor de “guerras del agua”: primero, entre comunidades autónomas; después, entre provincias y, por último, entre usuarios. Se está desfragmentando la gestión de las infraestructuras hidráulicas, reserva de agua del ciudadano, se está desvirtuando el Dominio Público Hidráulico y toda una organización creada con el principio de unidad de cuenca, desmembrando las funciones y competencias, perdiendo toda la base de experiencia y profesionalidad depurada durante años.

3. La atribución de las competencias del agua a una nueva empresa pública construida sobre los rescoldos de la Empresa Mercantil de Gestión Medioambiental S.A. (EGMASA), significa la entrega de las funciones de los empleados públicos de la Agencia Andaluza del Agua a trabajadores no habilitados legalmente para ejercerlas, trabajadores que no han accedido a la función pública de acuerdo con los principios de mérito, capacidad, igualdad y publicidad, lo que supone la lapidación de un activo de experiencia, conocimiento, especialización y profesionalidad depurada y acreditada durante años.

4. La reordenación de la administración hidráulica andaluza es inconcebible e inoportuna, agregando desconcierto e incertidumbre a la administración y gestión del agua en Andalucía, favoreciendo la parálisis administrativa e inversora y el desgobierno del agua.

5. La concepción y ejecución de todos estos cambios se ha realizado a espaldas de empleados públicos y usuarios, es decir, a escondidas de todos los técnicos y expertos profesionales cualificados que “saben y conocen” de la administración y gestión del agua y que se han ocupado de ella durante años.

6. Indudablemente, la liquidación de la Agencia Andaluza del Agua, la atribución de funciones y competencias a la nueva Agencia Pública Empresarial que absorbe a EGMASA, la asignación de competencias a trabajadores no habilitados legalmente, ni cualificados profesionalmente para ejercerlas, la lesión de los derechos de los empleados públicos que durante años han acreditado su valía y especialización, las dudas sobre los instrumentos de participación social a través de los cuales podrán intervenir en el futuro en la política hidráulica los usuarios, todo ello, parece encaminado a propiciar una gestión del agua más politizada, y más permeable a los intereses políticos del momento.

7. Asimismo, los cambios realizados conllevan presuntamente una mercantilización de la gestión del agua al otorgarse parte de sus competencias a una agencia con vocación empresarial y a sus trabajadores funciones, que directa o indirectamente, están relacionadas con la potestad de autoridad pública que por ley no pueden asumir. Igualmente, y directamente relacionado con ello, los cambios pueden suponer un incremento de la presión impositiva a los usuarios, a través de los futuros cánones y tarifas de la utilización de agua y del nuevo canon de servicios generales.

8. En resumen, esta reordenación del sector público irá en perjuicio de la gestión eficiente del agua y sobre todo del servicio público a la ciudadanía.

Por todo ello, y a través de este Manifiesto, los empleados públicos de la Agencia Andaluza del Agua, los usuarios del regadío y los Colegios Profesionales de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Andalucía, de Ingenieros Agrónomos de Andalucía y de Ingenieros de Minas del Sur acuerdan de forma común exigir:

1. La anulación de los artículos del Decreto-Ley 5/2010 que extinguen la Agencia Andaluza del Agua y atribuyen parte de sus competencias a una macro agencia pública empresarial.

2. El diseño de un modelo de administración hidráulica especializada y eficiente que, conforme a la Constitución Española y la Ley de Aguas y a la propia Directiva Marco del Agua, debe ser respetuosa con los principios de unidad de gestión de cuenca hidrográfica y de participación de los usuarios, y en la que las competencias del agua sean ejercidas por empleados públicos con conocimiento y experiencia necesarios, que hayan accedido a su puesto de acuerdo con los principios de mérito, capacidad, igualdad y publicidad.
El texto íntegro del “Manifiesto por la Unidad de Cuenca y por la Eficiencia y Especialización en la Gestión Pública del Agua”



Regaber EPGSalinas Wats
Power Electronics NaanDanJain Ibérica Bufete Daza Abogados
Navier Ingeniería   Ingoad - Ingeniería del Riego
Copyright © , FERAGUA
Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía
Avenida Manuel Siurot, 3. Blq. 3, Bº
41013 Sevilla
Tlf: 954 56 25 20
Fax: 954 22 95 99

Contacto

Aviso legal y política de
protección de datos personales