Conclusiones del Foro del Agua: preocupación por la territorialización de la gestión del agua, los costes eléctricos y la pérdida de co-decisión de los usuarios con concesión

Martes, 29 de Junio 2010


Conclusiones del Foro del Agua: preocupación por la territorialización de la gestión del agua, los costes eléctricos y la pérdida de co-decisión de los usuarios con concesión
La Ronda del Agua, que promueve el Foro del Agua con el objetivo de animar la participación en el proceso de planificación hidrológica, celebró en Sevilla, en la sede de la Caja Rural del Sur, su última sesión.

Las conclusiones de esta jornada muestran la preocupación coincidente de todos los ponentes y expertos participantes sobre cuestiones que afectan de manera específica a la Cuenca del Guadalquivir, como la posibilidad de que la organización administrativa de la política de aguas andaluza favorezca la territorialización del recurso, y por consiguiente, nuevas demandas en contra del interés general, como la subida de los costes eléctricos, que pone en riesgo el proceso de modernización, o como la pérdida de la capacidad de co-decisión de los usuarios concesionarios del agua.

Concretamente, las conclusiones aprobadas referidas a la Cuenca del Guadalquivir fueron las siguientes:

- Se reclama una presencia en La Ley de Aguas de Andalucía de principios de unidad de cuenca y de organización administrativa adaptada a la gestión por cuencas.
- Se expone la preocupación porque la territorialización del agua conduzca a plantear nuevas demandas donde no existan recursos disponibles, o a no diseñar un esquema solidario que maximice el interés general.
- Se valoran muy positivamente los Planes de Emergencia de Sequía.
- Se reclama el mantenimiento de competencias municipales para el ciclo del agua y el carácter finalista de los cánones de infraestructuras.
- El importante proceso de modernización de regadíos asumido y emprendido en la cuenca se ha visto sacudido por la desaparición de las tarifas eléctricas específicas para el riego. La rentabilidad de las explotaciones agrarias no es suficiente para absorber los costes derivados de la modernización del regadío si no se incrementa su dotación para mejorar la productividad. Hay que tener en cuenta este esfuerzo financiero y económico a la hora de la recuperación de costes. No hay que ser optimistas en la oferta de recursos, los ya implantados requieren una adecuada garantía de suministro.
- Cuando unos determinados usos de mayor prioridad y se les dote de agua que está concesionalmente asignada a otros usuarios de menor prioridad, deben aplicarse las indemnizaciones correspondientes.
- Debe incrementarse en esfuerzo en el saneamiento y depuración de poblaciones, que a día de hoy siguen siendo un foco significativo de contaminación.
- Se reclama que la nueva etapa marcada por los cambios legislativos refuerce la cooperación y colaboración entre las administraciones que tiene diferentes competencias superpuestas sobre un mismo ámbito territorial.
- Se expresa la preocupación porque un aparente incremento nominal de participación reste capacidad de co-decisión a los usuarios concesionarios del agua.
- Que se tenga en cuenta el papel que posteriormente habrá de jugar el Plan Hidrológico Nacional y se coordine adecuadamente con el Plan Nacional de Regadíos.
- Que no se pierda la capacidad de gestionar adecuadamente los trasvases existentes, especialmente el Negratín-Almanzora, con presencia pública capaz de garantizar y defender los intereses generales, y arbitrar entre los diferentes intereses en juego.
- Afrontar el problema que para el regadío supone la brecha existente ya en el balance entre recursos y demandas: faltan recursos garantizados para el regadío. Abandonar el regadío no es de ninguna manera la solución, pues es la base de la estructura socioeconómica de buena parte de la población.
- Al abastecimiento debe dedicarse el recurso de mayor calidad, pues es el que más directamente repercute en la salud humana. Debe huirse de dotar las ciudades con aprovechamientos de emergencia con captaciones en aguas cercanas, pero de mala calidad.

Conclusiones sobre el proceso de planificación hidrológica

Sobre el proceso de planificación hidrológica, los expertos reunidos coincidieron en las siguientes conclusiones:

- Debe tenerse en cuenta prioritaria y diferenciadamente la satisfacción de las necesidades básicas de agua de la sociedad (abastecimiento y saneamiento) como derecho humano que debe satisfacerse de modo universal y sin restricciones.
- Debe contarse en el proceso de elaboración, de manera destacada, con los expertos profesionales de cualificación adecuada y con los usuarios concesionarios. Los políticos deben respetar el campo de actuación de cada cual.
- Debe apostarse por una mejora del estado de las aguas y de los ecosistemas asociados, en un contexto que tome en consideración las peculiaridades derivadas de la irregularidad y escasez del recurso en España. Los caudales ambientales en los ríos no son un fin en sí mismos. Su régimen ha de ser pactado y debe ser variable, complementarse con otras acciones que permitan disminuir la contaminación y la presión sobre las aguas; y se debe contemplar un régimen especial para las situaciones de sequía. Las actuaciones requeridas que afectan a los concesionarios actuales deben dar lugar a las compensaciones económicas correspondientes.
- Satisfechas las necesidades sociales básicas y atendidos los requerimientos ambientales, el resto de los usos son aprovechamientos que han favorecido (y siguen haciéndolo) el desarrollo socioeconómico y el equilibrio territorial. Se requiere en este sentido:
a)Un uso sostenible y eficiente del agua en todos los diversos tipos de aprovechamientos y especialmente en el regadío.
b)Dotar adecuadamente a los usuarios del agua, gestionando y pactando anticipada y participativamente las actuaciones a llevar a cabo en caso de emergencias (inundaciones y sequías)
c)Atender a los compromisos existentes y dotarles de la debida garantía de suministro.
d)Llevar a cabo las infraestructuras precisas, también de incremento de regulación.
e)Tender a la recuperación de los costes del agua.
- Acordado y aprobado el Plan Hidrológico, no debe demorarse en el tiempo su puesta en práctica. Tan importante como su aprobación es su real ejecución en los plazos previstos.

Otras conclusiones

Otras cuestiones que concitaron el interés y apoyo de los asistentes fueron las siguientes:
- Los tres pilares básicos de la planificación hidrológica han de ser la integración, la solidaridad y la participación. Se efectúa una llamada a que efectivamente inspiren y presidan todo el actual proceso en curso.
- La Unidad de Cuenca es una necesidad y un valor del sistema español de gestión de agua, unánimemente defendida por usuarios, organizaciones medioambientales, organizaciones sociales y profesionales expertos en agua. Esta unidad se extiende a la planificación y a la gestión integrada del agua encomendada al correspondiente organismo de cuenca. Se hace un llamamiento a detener y revertir el proceso iniciado últimamente en España.
- Los asuntos del agua son transcendentales para el desarrollo sostenible de España. La sociedad civil reclama un Pacto Nacional del Agua que permita llevar a cabo una acción sostenida en el tiempo (no sometida a vaivenes políticos), sostenible, equilibrada y solidaria.
- Las crisis que afectan hoy día a nuestra sociedad globalizada (alimentación, financiera, energética) deben ser afrontadas como una oportunidad para, desde la reflexión y el análisis, introducir los cambios necesarios y convenientes. El cambio climático introduce un entorno de incertidumbre que hay que tomar en consideración de cara a la adaptación y mitigación de sus posibles efectos. Entre otras actuaciones, se reclama un incremento de regulación para afrontarlo mejor
- Se valoran como necesarias y efectivas las inversiones en “economía verde” y en infraestructuras hidráulicas, no sólo por la capacidad de creación de empleo, sino en función de la utilidad real que sean capaces de aportar de cara al desarrollo sostenible.
- Siguen existiendo problemas relacionados con el agua en España, que tras el proceso emprendido requerirá la toma de decisiones y la puesta en práctica de acciones. Alguien debe mantener la capacidad de actuación y decisión, coordinando a todos los actores.



Regaber EPGSalinas Wats
Power Electronics NaanDanJain Ibérica Bufete Daza Abogados
Navier Ingeniería   Ingoad - Ingeniería del Riego
Copyright © , FERAGUA
Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía
Avenida Manuel Siurot, 3. Blq. 3, Bº
41013 Sevilla
Tlf: 954 56 25 20
Fax: 954 22 95 99

Contacto

Aviso legal y política de
protección de datos personales